Etiqueta: Combustibles Fósiles

¿Es importante la concienciación sobre el medio ambiente y la salud para la elección del combustible en el hogar? Evidencia empírica de Asia Central

Utilizando la encuesta de energía de los hogares que se llevó a cabo en persona en el territorio del valle de Ferganá, que se encuentra en tres países de Asia Central, a saber, el este de Uzbekistán, el sur de la República Kirguisa y el norte de Tayikistán, durante julio y agosto de 2023, este estudio proporciona los siguientes resultados clave y recomendaciones de políticas basadas en evidencia para promover la calefacción limpia entre los hogares.
En primer lugar, los pobres en energía (que comprenden el 66% de la población) son más propensos a utilizar combustible sucio para la calefacción, por lo que los hogares pobres en energía son más propensos a la «acumulación de combustible». Por lo tanto, la transición energética de la calefacción sucia a la limpia requerirá más incentivos y apoyo para los hogares en situación de pobreza energética.
En segundo lugar, los hogares que se preocupan por el daño ambiental son menos propensos a elegir combustible sucio para la calefacción, pero solo entre aquellos que no son pobres energéticamente. La concienciación sobre el daño al medio ambiente no es significativa para la elección del combustible de calefacción entre las personas pobres en energía, por lo que el aumento de la conciencia medioambiental tendrá un impacto limitado en el cambio a una calefacción limpia. Por otro lado, la concienciación sobre los efectos en la salud tiene un efecto significativo en la elección del combustible para calefacción en todos los grupos (pobres y no pobres en energía). Por lo tanto, la sensibilización sobre el medio ambiente para promover el cambio a una calefacción limpia tendrá un impacto limitado (afectará principalmente a las personas que no son pobres en energía y no tendrá ningún impacto en las personas pobres en energía), mientras que la sensibilización sobre los impactos en la salud tendrá un mayor efecto en todos los grupos (pobres y no pobres en energía). Es más probable que las políticas de concienciación sobre los efectos del combustible sucio en la salud tengan un mayor efecto en el cambio de combustible que la concienciación sobre el daño medioambiental.
En tercer lugar, la conciencia ambiental es la principal razón por la que los hogares cambian la calefacción sucia por la limpia; Sin embargo, el uso real de la calefacción limpia se ve afectado por la conciencia ambiental solo para las personas que no son pobres en energía, lo que indica que las personas pobres en energía, aunque podrían ser conscientes de los impactos ambientales, tienen una capacidad limitada para cambiar de calefacción sucia a limpia, lo que podría deberse a otros factores, como el acceso limitado a la financiación para cambiar el sistema de calefacción (o mudarse de casa). o el acceso a la calefacción limpia o su asequibilidad.
En general, nuestros resultados sugieren que aumentar la conciencia ambiental no es suficiente para que los hogares en situación de pobreza energética adopten combustibles modernos. También necesitarán más apoyo político, además de crear conciencia, como mejorar el acceso a la financiación, el acceso a la calefacción limpia y su asequibilidad.

Subsidios a los combustibles fósiles y emisiones de GEI: evidencia empírica a nivel de empresa de Asia en desarrollo

Dado el compromiso de los países del G7 y el G20 con la eliminación gradual de los subsidios a los combustibles fósiles y su defensa para que otras naciones sigan su ejemplo, este estudio examina los efectos de dichos subsidios en las emisiones de GEI de las empresas. Utilizando un conjunto de datos compuesto por 3.359 empresas de siete países de Asia en desarrollo, a saber, la República Popular China (RPC), India, Indonesia, Malasia, Pakistán, Tailandia y Vietnam, demostramos que las emisiones de GEI de una empresa, que abarcan tanto las emisiones absolutas de GEI como la intensidad de las emisiones de GEI, muestran una trayectoria ascendente concurrente con una escalada de los subsidios a los combustibles fósiles. Esta correlación observada se extiende tanto a las subvenciones por unidad de energía como a las subvenciones relativas al PIB, ya que las subvenciones asignadas al petróleo crudo ejercen un impacto notablemente más pronunciado que las destinadas al gas y la electricidad. Además, nuestro análisis demuestra la heterogeneidad de los resultados entre las empresas situadas en diversas regiones y sectores. En particular, el impacto de los subsidios a los combustibles fósiles en las emisiones de las empresas es mayor en los sectores caracterizados por un bajo consumo de energía, en comparación con aquellos con un alto consumo de energía. Esta discrepancia se atribuye probablemente a la falta de sustitutos bajos en carbono competitivos en costes y a las emisiones no energéticas. Si bien los subsidios a los combustibles fósiles tienen un impacto positivo en las emisiones de GEI de las empresas en el sudeste asiático, no se ha documentado ningún efecto significativo para la República Popular China o el sur de Asia.

Perspectivas sobre la energía de la ASEAN 2023

Información clave sobre el panorama energético y las tendencias de la ASEAN en 2023
Puntos clave
1. Resurgimiento de la seguridad energética de la ASEAN bajo la crisis global: garantizar la seguridad energética durante la crisis
2. Compromisos globales de la ASEAN con la transición energética: analizar los planes de acción climática y elaborar estrategias para el apoyo público internacional
3. Seguimiento de los objetivos y políticas energéticas de la ASEAN: Seguimiento de la transición energética manteniendo la adecuación energética
4. Prioridades energéticas de la ASEAN 2022-2023: Siguiendo los logros y prioridades de la Presidencia de la ASEAN

Más verde y más barato: ¿podría la transición de los combustibles fósiles generar una coincidencia divina?

La transición verde a menudo se presenta como una amenaza para aspectos fundamentales de nuestra vida cotidiana, incluidas las oportunidades de crecimiento o el poder adquisitivo.
Esta narrativa negativa es injustificada. La coincidencia divina no es una quimera: más verde puede significar más barato. Esto depende fundamentalmente de las políticas que adoptemos.
Si se gestiona adecuadamente, la respuesta mundial a la crisis climática puede aumentar la productividad y el crecimiento a través de varios canales: mejorando la asignación de recursos, mejorando las condiciones sanitarias y estimulando el progreso tecnológico. [48]En estas condiciones, podemos colocar «… La acción climática en el centro de una nueva historia de crecimiento, impulsada por la inversión, la tecnología, la política y las finanzas”. [49]
Del mismo modo, la transición verde no tiene por qué conducir a una mayor inflación. De hecho, las políticas públicas apropiadas que comprimen la demanda de combustibles fósiles y estimulan la producción de fuentes de energía renovables más baratas pueden ayudar a contener las presiones inflacionarias e incluso pueden ayudar a reducir la inflación en comparación con una situación contrafáctica que no contiene estas políticas. En realidad, ya estamos utilizando el menor costo de la energía renovable para amortiguar el impacto del shock de los combustibles fósiles en los precios de la electricidad.
Los altos niveles de inflación energética que se observan actualmente no pueden atribuirse a la transición verde. Son principalmente el resultado de la manipulación del suministro de combustibles fósiles por parte de Rusia. Si la transición verde hubiera ocurrido antes, habría sido más fácil avanzar hacia nuestros objetivos climáticos y habríamos reducido nuestra exposición al actual shock energético y sus consecuencias inflacionarias. La economía europea habría sido más resistente a la actual crisis energética.
Para actuar sobre el cambio climático, los responsables políticos deben tomar medidas rápidas, audaces y ambiciosas que obtengan el apoyo de los ciudadanos. Este resultado solo puede obtenerse estableciendo una narrativa realista y positiva sobre la transición verde.[50]En particular, tenemos que asegurar a los ciudadanos que, con políticas bien diseñadas, la transición verde aumentaría –no disminuiría– sus oportunidades de empleo, la calidad de sus vidas y su poder adquisitivo. La situación contrafáctica sería peor, con la probable repetición del tipo de crisis que estamos viviendo actualmente.
Al dar forma a esta narrativa y tomar medidas políticas, un enfoque europeo redunda en nuestro interés colectivo. Es más probable que las políticas comunes reduzcan la intensidad energética necesaria, protejan nuestra seguridad energética y financien las inversiones necesarias. La unidad nos hace más fuertes cuando enfrentamos choques y nos da una mayor influencia en la determinación de nuestro futuro climático y energético.

Cómo la energía está ayudando a la recuperación de la ASEAN después de la pandemia

Los estados miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) estaban en un viaje turbulento cuando COVID-19 levantó la cabeza por primera vez en 2019. La caída sustancial del comercio exterior y el turismo ha desacelerado significativamente la actividad económica en la ASEAN, llevando a la región a una profunda recesión. Pero con el aumento continuo de las tasas de vacunación y los descubrimientos científicos, la región se está recuperando lentamente del impacto de la pandemia.
Aunque la pandemia está lejos de terminar, el año pasado se avanzó en el sector energético y estabilizar la economía de la región. Esto es lo que la ASEAN ha logrado en 2021 y por qué 2022 ha tenido un buen comienzo.