Etiqueta: Plan de transición climática

Demasiado margen de maniobra ofrece la taxonomía actualizada de la ASEAN

Una de las actualizaciones más bienvenidas de la taxonomía de la ASEAN es la inclusión de un marco de evaluación para la eliminación gradual del carbón.
La taxonomía define la eliminación gradual del carbón como «una actividad mediante la cual los procesos que implican la combustión de carbón, como la generación de electricidad a partir del carbón, se cierran con el tiempo en línea con los objetivos de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI)».
En el desarrollo de los TSC asociados se han tenido en cuenta criterios como la intensidad de las emisiones, la reducción absoluta de las emisiones y la reducción del período de operaciones.
La generación de energía con carbón todavía representa una parte significativa de las emisiones de carbono de la región, produciendo casi el doble de la cantidad de emisiones producidas por el gas.
«Si bien el carbón está claramente establecido en el apéndice [de V2] como una actividad con alto contenido de carbono, la baja emisión de carbono no se define», señaló Iyer de IEEFA. «Estos deben definirse mejor para aquellos que eligen seguir el enfoque del marco de la base».
Actualizada en agosto pasado, la propia taxonomía de Indonesia, país miembro de la ASEAN, define las nuevas centrales eléctricas de carbón como «de transición», lo que corre el riesgo de enviar mensajes contradictorios entre los inversores. Al igual que la taxonomía de Singapur, la taxonomía de Indonesia incluye disposiciones para la financiación destinada a acelerar el cierre de las centrales eléctricas de carbón, en consonancia con la Asociación para una Transición Energética Justa del país.
Las taxonomías están diseñadas para garantizar que la reducción de las actividades con altas emisiones de carbono, como la producción de combustibles fósiles, vaya acompañada de una aceleración de las inversiones centradas en la energía limpia. Una investigación publicada en 2022 estimó que costaría hasta 6 billones de dólares escalar las energías renovables en toda la ASEAN para alcanzar el 65% de la combinación energética en 2050.
«La ASEAN está creciendo en importancia económica y también alberga una gran población», dijo Iyer. «También es una región crucial para el clima, tanto desde el punto de vista de las emisiones como de ser el hogar de sumideros de carbono en forma de selvas tropicales. Es importante que una región de este tipo facilite la sostenibilidad y el progreso económico mediante la implementación de una taxonomía interoperable y con visión de futuro que facilite el flujo de finanzas hacia la región».

Reflexiones – desafíos en las regulaciones

Elaborar regulaciones en el mundo dinámico e interconectado de hoy es una tarea desafiante, pero es un desafío que estamos totalmente comprometidos a superar. Como regulador, nuestra contribución más importante a la sociedad es que hacemos nuestro trabajo: elaborando regulaciones proporcionadas, basadas en el riesgo y con visión de futuro e implementándolas de manera consistente. Al mismo tiempo, somos conscientes de que el proceso de regulación debe generar un superávit neto para el sistema financiero. Incluso mientras avanzamos en esta línea, debemos permanecer firmes en nuestra dedicación a mantener la estabilidad, fomentar el crecimiento y salvaguardar los intereses de los clientes.

Mejorar la credibilidad de los compromisos climáticos de las empresas: incorporar los planes de transición climática y el análisis de escenarios climáticos a la corriente principal

Este documento hace hincapié en el aspecto estratégico del marco de divulgación relacionado con el clima establecido por las recomendaciones del TCFD, así como en las divulgaciones relacionadas con el clima de la ISSB introducidas en junio de 2023. En particular, las divulgaciones relacionadas con el clima de la ISSB van más allá de la notificación convencional de los datos de emisiones de alcance 1 y alcance 2, ya que exigen la divulgación de datos detallados de emisiones de alcance 3, acompañados de pautas de divulgación integrales. Aunque no se requería el objetivo de cero emisiones netas, estos requisitos de divulgación cambiantes y estrictos, junto con los estándares de información existentes, están transformando las divulgaciones relacionadas con el clima de ISSB en puntos de referencia globales que se espera que muchos países adopten como obligaciones obligatorias para las empresas que cotizan en bolsa.
Las empresas se enfrentan a una presión cada vez mayor por parte de las partes interesadas para que identifiquen de forma proactiva los riesgos y oportunidades relacionados con el clima, establezcan planes integrales de transición climática y realicen análisis rigurosos de escenarios climáticos. El consenso prevaleciente sostiene que un plan de transición creíble es una hoja de ruta estratégica con plazos concretos que describe cómo una empresa pretende alcanzar los objetivos de reducción de GEI a corto, mediano y largo plazo. Estos objetivos deben estar alineados con las trayectorias de emisiones basadas en la ciencia, que abarquen objetivos de reducción de emisiones a corto plazo (de cinco a diez años) coherentes con el objetivo de calentamiento global de 1,5 °C y objetivos de cero emisiones netas a largo plazo basados en la ciencia que deben alcanzarse a más tardar en 2050 (CDP 2023, Climate Action 100+ 2021). Es importante destacar que se alienta a las empresas a divulgar indicadores clave de rendimiento verificables y cuantificables, lo que permite un seguimiento periódico de su progreso por parte de los inversores y otras partes interesadas. Un plan de transición climática creíble debe ofrecer una visión estratégica integral de la respuesta de una empresa a los riesgos y oportunidades identificados. Esto incluye consideraciones como la asignación de capital, la planificación de inversiones, la desinversión de activos, la exploración de mercados, la expansión de la fuerza laboral y la creación de nuevas unidades de negocio. Además, las empresas deben evaluar la resiliencia de sus modelos de negocio a través de análisis sólidos de escenarios climáticos. Estos ejercicios son fundamentales para las empresas que buscan mejorar la transparencia y la credibilidad en el cumplimiento de sus objetivos de emisiones comprometidos.
La divulgación de información relacionada con el clima corporativo se está convirtiendo en un componente indispensable de las estrategias comerciales. Se trata de una desviación de las prácticas prevalecientes del pasado de dejarlo en manos de un comité o equipo de sostenibilidad dentro de la empresa y el mero anuncio de objetivos de emisiones de GEI a largo plazo. La mejora de la divulgación no solo contribuye a aumentar la transparencia de las empresas, sino que también refuerza la credibilidad en relación con los objetivos de emisiones prometidos. Al incorporar consideraciones relacionadas con el clima en sus estrategias actuales y futuras, las empresas pueden mejorar su valor corporativo y su ventaja competitiva en un panorama global en evolución.