Etiqueta: Finanzas Verdes

Una taxonomía de taxonomías de finanzas sostenibles

La estimación del impacto prometido de los proyectos financiados por bonos verdes, así como el seguimiento ex post de su logro, se ve facilitada en gran medida por el impacto anual uniforme obligatorio y el uso de informes de ingresos. El uso de los ingresos y el impacto debe informarse proyecto por proyecto, especificando las categorías de impacto ambiental y que puedan agregarse a nivel de bonos individuales, así como por categoría o sector. Debe fomentarse la normalización de las unidades y la divulgación de metodologías informáticas, y debe exigirse una auditoría externa. Por último, las autoridades deben aspirar a la armonización de las prácticas de cálculo y notificación de las métricas de impacto.

Proyecto Génesis: Reporte 3

En muchos países, la emisión e inversión en bonos puede ser engorrosa y compleja, ya que implica numerosos pasos y partes, y generalmente requiere un compromiso financiero considerable del inversor. Para aquellos que invierten en proyectos respetuosos con el medio ambiente, existe incertidumbre sobre si el emisor de bonos está generando el impacto verde positivo al que se comprometió en la emisión. Además, normalmente no hay mercados secundarios líquidos y transparentes para los inversores minoristas. Genesis, el primer proyecto de finanzas verdes del BIS Innovation Hub, explora el arte verde de lo posible a través de la combinación de blockchain, contratos inteligentes, Internet de las cosas y activos digitales. Junto con seis socios, el proyecto logró dos prototipos que dan vida a la visión de que un inversor puede descargar una aplicación e invertir cualquier cantidad en bonos gubernamentales seguros, que desarrollarán un proyecto verde; a lo largo de la vida útil del bono, el inversor no solo puede ver los intereses acumulados, sino también rastrear en tiempo real cuánta energía limpia se está generando y la consiguiente reducción de las emisiones de CO2 vinculadas a la inversión; además, el inversor puede vender los bonos en un mercado transparente. El presente informe muestra la infraestructura técnica del prototipo creado por Digital Assets. Este informe fue redactado con los insumos técnicos de Digital Asset y GFT. Como tal, las opiniones expresadas en el presente informe no son necesariamente las del BPI o de la HKMA. El presente informe es un informe hermano del Proyecto Génesis – Informe 1 «Una visión para las finanzas verdes impulsadas por la tecnología».

Proyecto Génesis: Reporte 2

El Centro de Innovación del Banco de Pagos Internacionales (BPI) anunció hoy la conclusión exitosa del Proyecto Génesis, dos prototipos de plataformas digitales que tienen como objetivo permitir la inversión en bonos verdes con mayor transparencia y mayor acceso a los inversores minoristas.
Las plataformas combinan blockchain, contratos inteligentes, Internet de las cosas y activos digitales. Permiten a los emisores y otras partes interesadas explorar enfoques innovadores para la distribución y transparencia de los bonos verdes. Los inversores minoristas podrán realizar un seguimiento continuo de los pagos de cupones y el impacto ambiental positivo que los proyectos financiados logran en términos de reducción de las emisiones de dióxido de carbono.
El Centro de Innovación está publicando informes técnicos que detallan las dos plataformas prototipo:
• El primer prototipo simula el ciclo de vida de un bono típico en una plataforma de contabilidad distribuida autorizada, incluida la originación, la suscripción, la liquidación y el comercio secundario. El prototipo fue capaz de agilizar considerablemente estos procesos.
• Un segundo prototipo probó los mismos procedimientos utilizando una infraestructura pública de blockchain. También agiliza la incorporación del inversor y facilita el pago directo y la liquidación entre el emisor y el inversor.

Proyecto Génesis: Reporte 1

El Centro de Innovación del Banco de Pagos Internacionales (BPI) anunció hoy la conclusión exitosa del Proyecto Génesis, dos prototipos de plataformas digitales que tienen como objetivo permitir la inversión en bonos verdes con mayor transparencia y mayor acceso a los inversores minoristas.
Las plataformas combinan blockchain, contratos inteligentes, Internet de las cosas y activos digitales. Permiten a los emisores y otras partes interesadas explorar enfoques innovadores para la distribución y transparencia de los bonos verdes. Los inversores minoristas podrán realizar un seguimiento continuo de los pagos de cupones y el impacto ambiental positivo que los proyectos financiados logran en términos de reducción de las emisiones de dióxido de carbono.

BIS. Finanzas verdes y política climática

El PBC concede gran importancia a las finanzas verdes. En 2016, lideramos el esfuerzo en la redacción de la Guía para la construcción de un sistema financiero verde y desarrollamos un calendario específico y una hoja de ruta para este propósito. Al asegurarnos de que todas las políticas se aplican, hemos establecido un marco político inicial para las finanzas verdes. Como resultado, el mercado de finanzas verdes de China ha disfrutado desde entonces de un rápido desarrollo. A finales de 2020, los préstamos verdes y los bonos verdes en China totalizaron 1,8 billones de dólares estadounidenses y 125 mil millones de dólares estadounidenses, respectivamente, clasificándose como los más grandes y los segundos más grandes del mundo. Se han emitido más de 40 bonos neutros en carbono, con un volumen total de más de 10 mil millones de dólares estadounidenses.

Banco Mundial – Plan de Acción sobre Cambio Climático – Resumen Ejecutivo

El GBM es el mayor proveedor multilateral de financiamiento climático para los países en desarrollo y, en los últimos dos años, logró aumentar el financiamiento a niveles sin precedentes. Partiendo de la base de nuestro apoyo de larga data a la acción climática, tenemos la intención de profundizar y acelerar nuestro trabajo para ayudar a los países a integrar el clima en sus agendas para el desarrollo. El contexto actual presenta enormes diferencias respecto del de 2016, cuando el GBM lanzó su primer Plan de Acción sobre el Cambio Climático (CCAP) 2016-20. Además de la pandemia de COVID-19, en los últimos dos años los países adelantados y en desarrollo más importantes se han comprometido a alcanzar metas de cero emisiones netas para 2050 y a adoptar diferentes vías para llegar al punto máximo en 2030.

Aprovechar la tecnología para apoyar la agenda de finanzas verdes de los bancos centrales

La Red de Innovación del BIS, que está abierta a todos los bancos centrales miembros del BPI, ha establecido un Grupo de Trabajo de Finanzas Verdes presidido por la Vicegobernadora del Banco Central de Irlanda, Sharon Donnery, para compartir experiencias e identificar soluciones tecnológicas a las declaraciones de problemas comunes. También estamos desarrollando actualmente nuestro primer proyecto de financiación verde. Dirigido por nuestro Centro de Hong Kong, tiene como objetivo desarrollar un prototipo para la introducción de bonos verdes tokenizados en pequeñas denominaciones, dando así a los inversores minoristas un mayor acceso a estos productos. El proyecto también integrará el seguimiento en tiempo real y la divulgación de la producción verde para los inversores a través de aplicaciones móviles, incorporando tecnologías que se pueden utilizar para rastrear los créditos de carbono generados a través de la inversión de los ingresos de los bonos en energías renovables, y para proporcionar una base para el comercio de carbono. El TechSprint del G20 de 2021 será fundamental para escanear el universo tecnológico para ayudar a refinar la contribución del Centro de Innovación a la agenda de finanzas verdes.

Lo que tenemos que hacer para que las finanzas verdes funcionen

El reloj climático corre…
Los próximos años serán fundamentales para garantizar que el sistema financiero esté equipado para facilitar la transición global necesaria para lograr los objetivos climáticos que 195 países suscribieron en París en 2015.
Hagamos nuestra parte – como reguladores, emisores de estándares, inversionistas, administradores de activos y proveedores de servicios financieros – en la ecologización del sistema financiero global.