Etiqueta: Sostenibilidad

Siglo del Hidrógeno

Visión general
En los últimos años, un número cada vez mayor de países se ha comprometido a lograr cero emisiones netas. En abril de 2022, 131 países que cubren el 88% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero habían anunciado objetivos de cero emisiones netas. Las emisiones antropogénicas ya han provocado un aumento de la temperatura global de 1,1°C en comparación con los niveles preindustriales. Existe un amplio entendimiento de que el cero neto para 2050 es imperativo para aumentar las posibilidades de mantener este aumento de temperatura dentro de 1,5°C. Este enfoque renovado significa que las emisiones de todos los usos finales de la energía deben mitigarse. Mientras que la eficiencia energética, la electrificación y las energías renovables pueden alcanzar el 70% de la mitigación necesaria, el hidrógeno será necesario para descarbonizar los usos finales donde otras opciones son menos maduras o más costosas, como la industria pesada, el transporte de larga distancia y el almacenamiento estacional de energía. Teniendo en cuenta estas aplicaciones, el hidrógeno podría aportar el 10% de la mitigación necesaria para alcanzar el Escenario IRENA de 1,5°C y el 12% de la demanda final de energía.
Hoy en día, el hidrógeno se produce sobre una base comercial: se utiliza como materia prima en la industria química y en las refinerías, como parte de una mezcla de gases en la producción de acero y en la generación de calor y electricidad. La producción mundial se sitúa en torno a los 75 MtH2/año como hidrógeno puro y 45 MtH2/año adicionales como parte de una mezcla de gases. Esto equivale al 3% de la demanda mundial de energía final y es similar al consumo anual de energía de Alemania.
El hidrógeno es un vector energético versátil (no una fuente de energía). Se puede producir a partir de múltiples materias primas y se puede utilizar en prácticamente cualquier aplicación (consulte la Figura 1). La electricidad renovable se puede convertir en hidrógeno a través de la electrólisis, lo que puede combinar el aumento continuo de la energía renovable con todos los usos finales que son más difíciles de electrificar. Este acoplamiento también permite que los electrolizadores aporten flexibilidad a la red, complementando alternativas como las baterías, la respuesta a la demanda y el vehicle-to-grid en la electrificación inteligente.

Los problemas de la transición de China

Aunque China se está moviendo para alinearse internacionalmente en finanzas verdes y ESG, históricamente, no ha dependido de la inversión extranjera para financiar su desarrollo. Las contribuciones extranjeras representan sólo alrededor del 3% de las inversiones totales de China.
«Pero el objetivo del banco central chino sigue siendo atraer financiación privada, nacional y extranjera, para apoyar al país en la financiación de sus objetivos de cero emisiones netas», dice Ng.
En línea con esto, la AIGCC lanzó un nuevo grupo de trabajo el año pasado para satisfacer el creciente interés de los inversores en el mercado chino. El grupo está copresidido por Peiyuan y Flora Wang, directora de Stewardship, Asia y Portfolio Manager de Fidelity International.
Según Kwan, durante la reunión inaugural del grupo, el funcionario gubernamental de alto nivel Chai Qimin, director de Planificación Estratégica del Centro Nacional para la Estrategia de Cambio Climático, destacó la necesidad de invertir en el país. El Ministerio de Ecología y Medio Ambiente de China considera que para alcanzar el objetivo de neutralidad de carbono de China para 2060, se necesitará una inversión estimada de 139 billones de yuanes (21 billones de dólares), con un déficit de financiación a largo plazo de 1,6 billones de yuanes al año.
Pero en un clima de tensiones internacionales latentes, muchos inversores siguen desconfiando de China, un problema en el que Cary Krosinsky, director ejecutivo del Instituto de Finanzas Sostenibles y profesor de la Universidad de Brown y Yale, ha dedicado gran parte de su carrera. En 2021, escribió un libro en el que explicaba por qué la cooperación financiera entre Occidente y China era vital para resolver los desafíos de sostenibilidad del mundo, aunque aparentemente no hay una manera fácil de lograrlo.
«Tuvimos a John Kerry [ex enviado de Estados Unidos para el clima] en nuestra clase hace cinco años, y estaba bastante molesto porque la administración anterior [de Trump] había roto la relación entre Estados Unidos y China que se había esforzado por construir en el período previo al Acuerdo de París», dice Krosinsky. «En efecto, estaba muy interesado en que ambas partes trabajaran juntas para aumentar la energía renovable, en particular en el mundo en desarrollo».
Como la segunda reserva de capital de riqueza más grande del mundo, China debería ser técnicamente un destino de inversión atractivo, argumenta Krosinsky. «Los actores del sector financiero en Occidente siguen tratando de averiguar cómo jugar en China y evaluar elementos como cuánto vale una empresa y si podrán sacar su dinero del país», añade. Para un país con el segundo mayor número de multimillonarios del mundo y un atractivo potencial de crecimiento, hay una carrera para aprovechar eso, a pesar de los desafíos».

Encendido – Revisión del sistema uniforme de cuentas por parte de la FERC

La Comisión Federal Reguladora de Energía de EE. UU. (FERC) aprobó una actualización del Sistema Uniforme de Cuentas para reflejar mejor el panorama cambiante de la industria energética. Dado que la energía renovable representa una proporción cada vez mayor de la red, las modificaciones de informes y contabilidad son esenciales para garantizar la uniformidad, coherencia y transparencia en los informes sobre fuentes y almacenes de energía eólica, solar y otras energías renovables relacionadas.
Tras la adopción de XBRL por parte de la FERC para los informes de servicios públicos en 2019, estos cambios de adaptación a los informes de energías renovables irán acompañados (a su debido tiempo) por el etiquetado XBRL y una taxonomía asociada. Esto proporcionará claridad adicional, fomentando una mayor transparencia en los informes financieros dentro de la industria energética.
Estos cambios no solo brindarán claridad regulatoria, sino que también ayudarán a evaluar el desempeño y la inversión en estas tecnologías. El sistema de cuentas revisado tiene como objetivo acomodar estos cambios sin dictar resultados específicos en la fijación de tarifas, fomentando así una mayor transparencia en la información financiera dentro de la industria energética.
Los cambios se implementarán antes del 1 de enero de 2024, y se espera que las empresas de servicios públicos cumplan con los requisitos de prácticas contables revisadas de la FERC para esa fecha límite.

EFRAG y CDP unen fuerzas para impulsar los estándares europeos de informes de sostenibilidad

El Grupo Asesor Europeo de Información Financiera (EFRAG) y Carbon Disclosure Project (CDP) anunciaron recientemente que colaborarán para impulsar la adopción de los Estándares Europeos de Información de Sostenibilidad (ESRS), que fueron aprobados por la Comisión Europea en julio.
En el marco de esta asociación, CDP, una plataforma de divulgación medioambiental de influencia mundial con más de 23.000 empresas participantes, alineará su sistema con el ESRS, utilizando la experiencia técnica del EFRAG. Esta sinergia tiene como objetivo fortalecer la preparación del mercado para informes ambientales de alta calidad y acelerar la implementación de estos estándares a nivel mundial.
A partir de enero de 2024, los ESRS comenzarán a ser aplicables a un grupo que eventualmente abarcará 50.000 empresas, incluidas numerosas entidades extracomunitarias. Estos estándares exigen informes digitales completos sobre cuestiones de cambio climático y sostenibilidad.
CDP, con el apoyo de EFRAG, ofrecerá seminarios web y materiales de orientación técnica para facilitar a las empresas la presentación de informes de datos ESRS. Dado que muchas empresas ya están familiarizadas con la presentación de informes utilizando los cuestionarios de CDP, alinear los informes de CDP con el ESRS ayudará a facilitar la introducción de informes de sostenibilidad estandarizados en Europa.
Patrick de Cambourg, presidente de la Junta de Informes de Sostenibilidad del EFRAG, enfatizó la importancia de contar con datos ambientales sólidos para generar informes corporativos transparentes, reducir el lavado verde y dirigir el capital de manera efectiva.

IFAC pide integración inicial por parte de IASB e ISSB

La Federación Internacional de Contadores (IFAC) ha establecido una posición firme en el actual debate sobre la sostenibilidad, pidiendo un enfoque global integrado para la presentación de informes. Tanto en una declaración reciente como en una carta de comentarios dirigida al Consejo de Normas Internacionales de Sostenibilidad (ISSB) sobre las prioridades de su agenda, la IFAC pide colaboración entre el ISSB y el Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad (IASB) para desarrollar mejores prácticas globales para un ‘frente de la solución de informes que conecta información financiera y de sostenibilidad.
La IFAC felicita al ISSB por su trabajo hasta el momento en el desarrollo de sus dos primeras Normas: por abordar la necesidad de ‘el clima primero’ con la NIIF S2 y también por ofrecer la NIIF S1 sobre una divulgación más amplia de información centrada en los inversores sobre riesgos y oportunidades relacionados con la sostenibilidad. A corto plazo, apoya el enfoque del ISSB en una implementación de alta calidad y también señala la importancia de la interoperabilidad con otros estándares importantes.
A largo plazo, la IFAC insta a la integración en la presentación de informes. “La IFAC cree que ahora es el momento para que el ISSB y el IASB desarrollen conjuntamente la base global para un análisis narrativo holístico de cómo las entidades que informan crean, preservan o erosionan valor a lo largo del tiempo, incluyendo cómo las revelaciones de sostenibilidad están conectadas con la posición financiera y el desempeño.”, afirma. Esto debería combinar, sugiere la IFAC, elementos del Marco sobre informes integrados con el trabajo del IASB sobre los Comentarios de la Gerencia. Su visión es la de “un sistema coherente e integral de información financiera de propósito general y centrado en los inversores que incluya tanto información financiera como estados financieros relacionados con la sostenibilidad”.
Una mayor conectividad entre la información financiera y de sostenibilidad –de alguna forma– ciertamente parece ser inexorablemente y cada vez más necesaria en todo el panorama de presentación de informes, y se verá facilitada en gran medida por el uso de XBRL como lenguaje común de presentación de informes.

La Comisión Europea adopta normas de sostenibilidad

En otro hito importante en el camino hacia la presentación de informes de sostenibilidad en la UE, la Comisión Europea ha anunciado la adopción de los Estándares Europeos de Informes de Sostenibilidad (ESRS). Estas reglas serán utilizadas por las empresas obligadas a informar según la Directiva de informes de sostenibilidad corporativa (CSRD), que está en camino de comenzar a implementarse a principios de 2024.
El alcance y el momento de los requisitos de presentación de informes han sido objeto de importantes debates, y estas revisiones finales apuntan a la simplificación y la alineación. “Las normas que hemos adoptado hoy son ambiciosas y son una herramienta importante que sustenta la agenda de finanzas sostenibles de la UE. Logran el equilibrio adecuado entre limitar la carga de las empresas que informan y, al mismo tiempo, permitir que las empresas muestren los esfuerzos que están haciendo para cumplir la Agenda del Pacto Verde y, en consecuencia, tener acceso a financiación sostenible”, afirmó Mairead McGuinness, Comisaria de Servicios Financiero, Estabilidad Financiera y Unión de los Mercados de Capitales.
La adopción fue bien recibida por el Grupo Asesor Europeo en materia de Información Financiera (EFRAG), que desarrolló las normas. Ahora trabajará para lograr una implementación exitosa y brindar orientación para apoyar a las empresas en la aplicación práctica del ESRS.

Acelerar la igualdad de género para un futuro sostenible, resiliente e inclusivo

En medio de los desafíos urgentes históricos y actuales, la Estrategia de Género del GBM 2024-2030 plantea la ambición de acelerar la igualdad de género para un futuro sostenible, resiliente e inclusivo. Realizar esta ambición requiere hacer las cosas de manera diferente. Reconociendo que la igualdad de género es difícil de lograr, la Estrategia de Género se basa en las ideas de décadas de esfuerzos globales. Por muy prometedores que sean los enfoques propuestos, los desafíos asociados con la realización de la igualdad entre los géneros requieren tener expectativas realistas de resultados. Lo que está en juego son los cambios en el comportamiento, la política y la ley que abarcan vidas personales, actividades corporativas, políticas de países y acuerdos internacionales. Avanzar en esa agenda requerirá trabajo en todos los dominios de la sociedad, incluidos el gobierno, las empresas y las organizaciones cívicas. La forma en que se manifieste esta rearticulación estará influenciada por el terreno incierto que se navegará. Hacerlo, a su vez, requiere procesos de cambio que sean legítimos (y que se perciban ampliamente como tales), una comprensión más completa del ámbito de las políticas y un compromiso más amplio con todas las partes interesadas y socios clave. Es probable que el cambio sea gradual, pero el GBM mejorará la rendición de cuentas por los resultados en materia de género. Al ampliar las alianzas y la participación de las partes interesadas para acelerar el progreso hacia la igualdad de género, el GBM aprovechará sus ventajas comparativas: su combinación de profundidad y amplitud mundial de los países, instrumentos y relaciones entre los sectores público y privado, conocimientos multisectoriales y movilización y movilización de financiamiento.