Etiqueta: UE – Unión Europea

Un paso adelante – Proteger la ciberresiliencia de las infraestructuras financieras

Las infraestructuras de los mercados financieros son redes que mitigan los riesgos, pero también pueden convertirse en una fuente de riesgo sistémico si no funcionan correctamente. La creciente amenaza de los ciberataques y los daños y perturbaciones que pueden causar lo ponen claramente de relieve.
Nuestro sistema financiero es tan fuerte como su eslabón más débil. En otras palabras, la ciberseguridad es nuestro bien común y no deja lugar a concesiones: debemos estar un paso por delante de los atacantes. Para lograrlo, debemos adoptar un enfoque que abarque todo el sistema y trabajar juntos continuamente.
El ECRB es una parte importante de este esfuerzo, ya que ofrece un espacio para compartir de manera confiable información, prácticas y técnicas que aumentan nuestra ciberresiliencia común e individual. Al mismo tiempo, los bancos centrales y las autoridades trabajan juntos a nivel internacional en estrecha colaboración con la industria, ya que el riesgo cibernético no es un fenómeno local o regional, sino una amenaza global. [12]
Como nuevo presidente del ECRB, espero trabajar en estos desafíos y mejorar nuestra ciberresiliencia común. La información que compartiremos hoy y los nuevos avances que lograremos ayudarán a fortalecer la ciberresiliencia del sector financiero europeo.

La EBA propone modificaciones a la recopilación de datos de evaluación comparativa para 2025

La Autoridad Bancaria Europea (EBA) ha publicado hoy un documento de consulta que modifica el Reglamento de Ejecución sobre la evaluación comparativa del riesgo de crédito, el riesgo de mercado y los modelos IFRS9 para el ejercicio 2025. El cambio más significativo se produce en el marco de riesgo de mercado, donde la EBA propone nuevos modelos para la recopilación de medidas de riesgo del enfoque de modelo interno (IMA) en el marco de la revisión fundamental de la cartera de negociación (FRTB). Para el riesgo de crédito sólo se proponen cambios menores. Esta consulta se extenderá hasta el 27 de marzo de 2024.
El ejercicio de evaluación comparativa de la ABE es la base tanto para la evaluación supervisora como para el análisis horizontal del resultado de los modelos internos. Garantiza un seguimiento coherente de la variabilidad de los requisitos de fondos propios resultantes de la aplicación de modelos internos, así como del impacto de las diferentes medidas de supervisión y regulación, que influyen en los requisitos de capital y las ratios de solvencia en la UE. En este sentido, este documento de consulta actualiza la información a recopilar en el ejercicio 2025.
En lo que respecta a la evaluación comparativa del riesgo de mercado, el cambio más importante es la provisión de nuevas plantillas, junto con instrucciones, para la recopilación de las medidas de riesgo IMA FRTB (déficit esperado, cargo por riesgo de incumplimiento y medida de riesgo de escenario de estrés). La EBA también sugiere remodelar la cartera de mercado y ampliar las carteras de validación para el Enfoque Estandarizado Alternativo.
Para la evaluación comparativa del riesgo de crédito, la EBA sólo propone cambios muy pequeños. En particular, el objetivo es aclarar la naturaleza obligatoria (si corresponde) de informar la probabilidad de incumplimiento y la pérdida dada los parámetros de riesgo de incumplimiento relacionados con el margen de conservadurismo, el complemento regulatorio y el componente de desaceleración. Por último, estos cambios también aclaran el uso de ID de modelo interno utilizados con las autoridades competentes.

EBA consulta sobre ITS para reformas de riesgo operativo de Basilea III

La Autoridad Bancaria Europea (EBA) ha lanzado una consulta pública sobre los proyectos de Normas Técnicas de Implementación (ITS) en apoyo de las divulgaciones actualizadas del Pilar 3 y los requisitos de información supervisora para el riesgo operativo. Los nuevos ITS acompañan al marco revisado de riesgo operativo y son parte de la implementación más amplia de las reformas de Basilea III en el sector bancario de la UE.
Los cambios propuestos introducirán nuevos puntos de datos para permitir a los supervisores y a las partes interesadas monitorear el cumplimiento de las instituciones con el marco de Basilea III para el riesgo operativo. Al alinear los requisitos de divulgación con los estándares de Basilea III e integrarlos con la presentación de informes, la EBA pretende mejorar la comparabilidad y coherencia de la información, fomentando una supervisión más sólida.
Esta consulta sigue a documentos anteriores publicados sobre el Pilar 3 y los informes de supervisión en diciembre del año pasado, como parte de la hoja de ruta de implementación del Paquete Bancario de la UE.
El objetivo de la EBA es consolidar los requisitos de presentación de informes y divulgación para el riesgo operativo y divulgaciones más amplias del Pilar 3 en un solo documento, brindando claridad a los bancos durante esta transición.
Estas consultas son parte integral de la fase 1 de la implementación del paquete, que incluye actualizaciones de los requisitos de presentación de informes y divulgación para varias categorías de riesgo.
Se anima a las partes interesadas a realizar comentarios antes del 30 de abril de 2024.

El impacto financiero de las controversias sobre el greenwashing

En este artículo, exploramos el papel que pueden desempeñar las controversias ESG en el apoyo a los esfuerzos para abordar el posible lavado verde. Este análisis contribuye al mandato de la AEVM de garantizar la estabilidad de los mercados financieros y la protección de los inversores en respuesta a la solicitud de la Comisión Europea de información sobre los riesgos de blanqueo ecológico.
En primer lugar, analizamos el posible uso de controversias sobre el lavado verde con fines de monitoreo. La identificación de las controversias relacionadas con el greenwashing no es sencilla, ya que el greenwashing tiende a significar cosas diferentes para las diferentes partes interesadas. Además, las controversias ESG proporcionan información sobre las percepciones de greenwashing, que no son lo mismo que las ocurrencias de greenwashing, lo que aumenta la subjetividad. Esto significa que las controversias ESG no proporcionan necesariamente información fiable sobre la magnitud del greenwashing que se está produciendo. Al mismo tiempo, las controversias relacionadas con el greenwashing son importantes desde el punto de vista de la protección de los inversores, ya que reflejan la percepción pública del greenwashing, lo que puede dar lugar a problemas de reputación para las empresas implicadas e influir en la asignación de carteras de los inversores.
Documentamos que la frecuencia de las controversias de greenwashing que involucran a empresas europeas aumentó entre 2020 y 2021. Las acusaciones tienden a concentrarse en unas pocas empresas pertenecientes a tres sectores principales, incluido el sector financiero. Un creciente flujo de noticias relacionadas con el blanqueo ecológico pone de relieve la creciente relevancia del tema, que justifica un seguimiento futuro, en particular en el sector financiero, para garantizar que se mantenga la confianza pública en la capacidad y la voluntad del sector financiero para financiar la transición hacia una economía hipocarbónica.
La creciente cobertura del greenwashing en los medios de comunicación plantea más preguntas sobre el posible impacto financiero en las empresas. Esto es importante desde el punto de vista de la protección de los inversores y está en consonancia con la prioridad estratégica de la AEVM de abordar los riesgos potenciales para los mercados y los inversores derivados del blanqueo ecológico. Para explorar esto, nos fijamos específicamente en los rendimientos de las acciones y las métricas de valoración. En general, los resultados del análisis muestran que las controversias sobre el lavado verde no tuvieron un impacto financiero negativo claro y sistemático en las empresas en 2020 y 2021, lo que sugiere que los inversores y los mercados no prestaron mucha atención a las controversias relacionadas con el lavado verde. Sin embargo, la dimensión subjetiva de las controversias ESG y la ausencia de una definición común de greenwashing implican que estos hallazgos deben interpretarse con cautela. Los crecientes niveles de escrutinio público sobre las declaraciones relacionadas con la sostenibilidad también ponen de manifiesto que las reacciones de los inversores y del mercado a las controversias sobre el lavado verde pueden cambiar en el futuro. En general, nuestros hallazgos ponen de manifiesto la ausencia de un mecanismo eficaz basado en el mercado para ayudar a prevenir posibles comportamientos de lavado verde. Esto subraya la importancia de una orientación política clara por parte de los reguladores y de los esfuerzos de los supervisores para garantizar la credibilidad de las declaraciones relacionadas con la sostenibilidad.

El coste de no emitir un euro digital

A lo largo de la historia, las transformaciones monetarias han sido el resultado de una interacción dinámica entre el progreso tecnológico, los cambios en las preferencias humanas y la evolución institucional.
A principios del Renacimiento, el comercio y la innovación financiera florecieron en las ciudades-estado italianas. La introducción de las cartas de cambio y la corresponsalía bancaria liberó a los comerciantes de los peligros de transportar engorrosas monedas de oro y plata y promovió métodos de pago seguros que, a su vez, facilitaron el comercio internacional. La riqueza sustancial de las ciudades-estado italianas podría utilizarse como base para el esplendor del Renacimiento italiano.
Hoy en día, nos encontramos de nuevo en un punto crucial en la evolución del dinero. El panorama económico está cambiando de una manera sin precedentes. La innovación digital ha marcado el comienzo de una nueva era con el potencial de desbloquear enormes oportunidades. Estos cambios afectan inevitablemente a los pagos y al dinero, que se están volviendo tan digitales como nuestras economías.
Los bancos centrales de todo el mundo se están preparando para esta nueva era digital, reconociendo tanto las oportunidades como los desafíos que conlleva. Están explorando activamente el potencial de emitir un instrumento de pago digital junto con el efectivo como el siguiente paso lógico en la evolución del dinero del banco central. Según una encuesta del BPI3, en 2022, de un grupo de 86 bancos centrales encuestados, 80 (o el 93%) participaron en algún tipo de trabajo con CBDC, que va desde la investigación y la prueba de concepto hasta los proyectos piloto y también las CBDC en vivo. El Banco Central Europeo es uno de ellos, ya que el Consejo de Gobierno del BCE ha decidido recientemente iniciar la fase de preparación del proyecto del euro digital.4
Los bancos centrales han proporcionado durante mucho tiempo medios de pago fiables como un bien público y un ancla de estabilidad para el sistema financiero y monetario. ¿Por qué no deberían hacer lo mismo en la era digital y ser los únicos en no ofrecer una versión digital de su producto?
Pero hoy en día hay escépticos que afirman que emitir CBDC sería infructuoso. Algunos creen que un euro digital puede no ser lo suficientemente exitoso; Muchos se preguntan qué beneficios específicos podría ofrecer que los métodos de pago existentes aún no proporcionan. Al mismo tiempo, otros temen que un euro digital pueda tener demasiado éxito y crear inestabilidad al desafiar potencialmente los depósitos bancarios tradicionales.

La EBA responde a la dinámica del mercado con requisitos revisados de presentación de informes sobre el riesgo de mercado

La Autoridad Bancaria Europea (EBA) ha anunciado modificaciones sustanciales a los requisitos de información sobre el riesgo de mercado, en gran medida en reconocimiento de la Revisión Fundamental de la Cartera de Negociación (FRTB) de la UE. Las actualizaciones están diseñadas para alinear los estándares de presentación de informes con la dinámica del mercado y los marcos regulatorios en evolución.
Como parte de estas revisiones, la EBA ha perfeccionado la información que debe presentarse sobre los requisitos de fondos propios según enfoques alternativos. En particular, ha introducido un mecanismo integral de presentación de informes para las reclasificaciones de instrumentos entre los libros regulatorios. Estos ajustes estratégicos tienen como objetivo mejorar la transparencia y precisión en la presentación de informes, ofreciendo una visión más granular de las exposiciones al riesgo de mercado.
Las normas técnicas de modificación publicadas por la EBA están diseñadas para complementar la información de alto nivel existente sobre el método estándar alternativo (ASA), que ha estado en vigor desde 2021. Las nuevas normas proporcionan más detalles sobre los instrumentos y posiciones que se incluyen en el ASA. junto con un resumen y un desglose detallado de aquellos cubiertos por el enfoque de modelo interno alternativo (AIMA).
El cronograma para los requisitos de presentación de informes revisados, excluidas las reclasificaciones, está establecido para su implementación a partir del período de presentación de informes que comienza el 31 de marzo de 2025, dando a las instituciones financieras un año para alinear sus prácticas de presentación de informes con los nuevos estándares.
Los participantes del mercado pueden anticipar el modelo de puntos de datos actualizado, las reglas de validación y la taxonomía XBRL, que se publicarán como parte de la versión v3.5 del marco de presentación de informes de la EBA.

La EBA propone directrices para la gestión de riesgos ESG en el sector bancario

La Autoridad Bancaria Europea (EBA) ha publicado para comentarios un proyecto de directrices para la gestión de riesgos ambientales, sociales y de gobernanza (ESG).
Las directrices describen los requisitos para las instituciones financieras a la hora de identificar, medir, gestionar y monitorear los riesgos ESG, con un enfoque en abordar los riesgos asociados con la transición hacia una economía climáticamente neutra de la UE. El plazo de consulta se extiende hasta el 18 de abril de 2024.
Las directrices establecen principios para desarrollar e implementar planes, en consonancia con la Directiva sobre requisitos de capital (CRD6), para monitorear y abordar los riesgos financieros derivados de factores ESG, particularmente aquellos relacionados con el logro de la neutralidad climática en la UE para 2050.
Se alienta a las instituciones financieras a participar en el proceso de consulta, contribuyendo al desarrollo de directrices sólidas que aborden el panorama cambiante de los riesgos ESG.

Información privilegiada de la EBA sobre DPM 2.0

Los sistemas y procesos de recopilación de datos de la Autoridad Bancaria Europea (EBA) y la Autoridad Europea de Seguros y Pensiones de Jubilación (EIOPA) están siendo objeto de una importante revisión para mejorar su eficiencia y eficacia. En una entrevista en profundidad con la EBA, nos ponemos al día sobre el progreso hasta el momento, aprendemos qué significará la iniciativa para una variedad de partes interesadas y echamos un vistazo al futuro. Sabemos que muchos de nuestros lectores siguen estos acontecimientos con interés, así que no se pierda estas ideas vitales, directamente de la EBA.
La iniciativa actual tiene como objetivo mejorar la flexibilidad, armonizar la presentación de informes y mejorar la eficiencia. La EBA afirma que el metamodelo final del DPM 2.0 ha sido publicado y ahora se está poniendo a prueba en marcos de presentación de informes seleccionados, antes de su implementación en todo el Marco de presentación de informes de la EBA v4.0.
La entrevista también reflexiona sobre la coevolución del DPM y el estándar XBRL para permitir informes más ágiles. La EBA está actualmente en transición del formato xBRL-XML al más compacto xBRL-CSV, con el objetivo de completarlo a finales de 2025, y enfatiza la importancia de XBRL para el regulador: “La EBA subraya su dedicación a mantener un lenguaje de informes comerciales extensible (XBRL) como un componente fundamental de nuestro marco de información regulatoria”.